Blog de Picazo

Secciones

Cambio climático Día de los Océanos: océanos más limpios y con menos plástico

El Día de los Océanos, que se celebra cada 8 de junio, pone su foto este año en el problema del plástico que termina en el mar

VÍDEO: EL PROBLEMA DEL PLÁSTICO EN LOS OCÉANOS

Hoy en día, darse un chapuzón en alguno de nuestros océanos sin toparse con algún pedazo de plástico se ha convertido en misión imposible, por muy remoto que sea el lugar al que nos desplacemos el plástico ya estará allí. El problema del plástico no es solo estético, implica mucho más para la vida en nuestro planeta.

La fauna marina se enfrenta a una vida cada vez más dura con el aumento del plástico.

Durante décadas, los humanos hemos tirado tonelada tras tonelada de basura al océano. Uno de los elementos más devastadores de esa basura es el plástico, ya que tarda miles de años en descomponerse y acaba intoxicando gran parte de la fauna marina.

Las toxinas de los plásticos son ya parte habitual de la cadena alimentaria y se han convertido en un auténtico riesgo para la salud humana. Algunos de los océanos más contaminados del mundo, han visto un rápido aumento de la masa de plástico en el agua, de manera ya es 6 veces mayor que la del plancton que alimenta a la fauna del lugar.

El plástico tarda miles de años en descomponerse y acaba intoxicando gran parte de la fauna marina.

Con la situación que actualmente viven nuestros océanos, el Día Mundial de los Océanos no podría tener un lema más apropiado; ¨limpiemos nuestros océanos¨, con la intención de promover iniciativas que reduzcan la contaminación por plásticos y buscar soluciones para mantenerlos más limpios.

Gran parte de la basura que llega a nuestros océanos procede de tierra firme.

La misión, como viene siendo habitual estos últimos años, es concienciar a la población de la importancia que tienen los océanos.  Entre otras funciones tienen la de actuar como pulmones del planeta generando la mayoría del oxígeno que respiramos, pero también son fuente de alimentación, medicinas y juegan un papel fundamental en el ciclo de la vida terrestre.

Hoy en día, el uso de satélites y otras tecnologías nos ayudan a monitorear el volumen y la distribución de plástico que flota sobre nuestros océanos, mares, lagos y ríos. Los datos son alarmantes y estos son solo algunos de los más relevantes:

  • 8 millones de toneladas de plástico acaban cada año en nuestros océanos, de las cuales 236,000 son de micro plásticos, pequeños fragmentos de plástico de tamaño inferior a una uña.
  • Cerca del 20% del plástico que llega a nuestros océanos lo hace de barcos y plataformas flotantes y hay cinco grandes islas de basura flotando por nuestros océanos casi del tamaño de España
  • El 80% de la contaminación de nuestros océanos la causan los seres humanos, cada minuto se vierte el contenido de un camión de basura en nuestros océanos.
  • La contaminación por plástico está costando a nuestros océanos la vida de un millón de aves marinas y cien mil mamíferos cada año. En el 2050 habrá más plástico en nuestros océanos que peces.
  • Los peces comen plástico de los océanos y nosotros nos comemos después esos peces con su plástico. El plástico no solo es superficial, se ha encontrado hasta unos 11 km de profundidad.
  • Cada año, los daños que causa el plástico a nuestro ecosistema marino cuesta unos 6000 millones de euros.

Son tantas las cosas que podemos hacer para conseguir que nuestros océanos se parezcan algo a lo que eran antaño, que es difícil decidir que incluir en la lista. Teniendo en cuenta que solo el 8.5% de nuestros mares y océanos están protegidos, tenemos mucho trabajo que hacer para evitar que las cifras arriba expuestas sigan creciendo descontroladas.

Dos grandes islas de basura flotan sobre las aguas del océano Pacífico. Una cerca de la costa suroeste de Estados Unidos y otra al sudeste de Japón.

Entre lo indispensable está la canción de siempre, y que muchos nos negamos a poner en práctica:

  • Utilizar menos plástico en tu día a día.
  • No solo reducir o eliminar por completo su consumo (eso sería lo ideal), sino reciclar debidamente aquel que utilices.
  • Educar, inculcar y difundir información que ayude a muchos otros a seguir tu ejemplo.
  • También hay otras iniciativas en las que te puedes involucrar, como la limpieza de plásticos en zonas costeras o en altamar.

El día mundial de los océanos 2018 también apoya la pesca sostenible, una gran batalla que se sigue luchando en muchos países del mundo donde la sobrepesca es una realidad cada vez más patente.

La pesca sostenible se ha convertido en una practica cada vez más habitual en algunos países.

El 8 de junio es solo un recordatorio de lo que tenemos que hacer los 365 días del año. Si día a día conseguimos reducir la cantidad de plástico, a la vez que reducimos la sobrepesca de muchas especies, tendremos océanos como muchos los hemos vivido para años.