Blog de Picazo

Secciones

Actualidad Ciclones y tormentas tropicales recorren nuestros océanos en estos primeros compases de 2015

La temporada de ciclones en el océano Índico esta en marcha y prueba de ello la formación esta semana del potente tifón Bansi en la inmediaciones de la zona noreste de la isla de Madagascar. A estas horas, Bansi es un muy potente ciclón categoría 4, que arrastra vientos de más de 220 km/h, aunque la buena noticia, es que se va alejando de Madagascar y otras islas próximas como Reunión y Mauritius.

Potente ciclón Bansi (categoría 4) alejándose de las islas de Reunión y Mauritius el 14 de enero de 2015.

Potente y bien formado, el ciclón Bansi (categoría 4) se aleja de las islas de Reunión y Mauritius el 14 de enero de 2015.

A la vez que Bansi pone rumbo sudoeste hacia aguas abiertas del Índico sur, se esta gestando una nueva tormenta tropical que no parece vaya a evolucionar más, pero que ya está tocando tierra en la costa occidental de la mitad sur de Madagascar. Esta se llama Chedza, y aunque de momento los vientos que la acompañan no superan los 100 Km/h, si esta generando fuerte oleaje y mucha precipitación en algunas zonas del litoral.

Trayectoria prevista para Chedza durante su paso por la zona centro sur de Madagascar.

Trayectoria prevista para Chedza durante su paso por la zona centro sur de Madagascar.

Revisando las anomalías de la temperatura del agua en el extremo sudoccidental del Índico, se divisa una amplia zona donde ahora mismo se encuentran entre 2 y 3 C por encima de lo habitual. Eso se traduce en energía para que los ciclones que se forman en esa región del Índico puedan llegar a ser bastante intensos a lo largo de la temporada.

Anomalía de la temperatura de la superficie del océano y mar. 14 de enero 2015.

Anomalía de la temperatura de la superficie del océano y mar. 14 de enero 2015.

Lo que llama más la atención a estas alturas del año, ha sido la formación de una nueva tormenta tropical en las aguas del Pacífico asiático. Se llama Mekkhala, y por desgracia ha puesto rumbo a Filipinas y concretamente a la ya castigada isla de Samar, la misma zona que hace unos meses notaba el paso del tifón Hagupit, y que el año pasado sufría los demoledores efectos de Haiyan. Esta vez la tormenta no debería evolucionar a tifón, pero aún así llegará acompañada de vientos de cerca de 100 km/h, fuerte oleaje y mucha lluvia. Después de tanto tifón en el Pacífico oriental durante los meses de verano y otoño, las aguas se han enfriado, pero aún así las condiciones atmosféricas y la energía que aún proporciona el cálido océano por esas latitudes, han querido que se formara esta tardía o prematura tormenta.

Imagen del satélite GPM mostrando la estructura tridimensional de Mekkhala y sus cumulonimbos alcanzando una altitud de 13 km en el lado este de la tormenta. NASA

Imagen del satélite GPM mostrando la estructura tridimensional de Mekkhala y las nubes de desarrollo vertical en el lado este de la tormenta llegando hasta 14 km de altitud. NASA

 

 

 

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder