Blog de Picazo

Secciones

Actualidad El termostato de Europa se apaga

La corriente Atlántica que proporciona a Europa un clima más templado se debilita. Dos recientes estudios coinciden en que la llamada circulación meridional de retorno del Atlántico (AMOC en inglés) está cambiando y que algunas de sus principales corrientes se están ralentizando.

El debilitamiento de algunas corrientes Atlánticas podría cambiar el clima de Europa

gulf_stream_modis_lrg

La corriente del Golfo frente la costa del nordeste de EEUU transportando agua cálida hacia la región del ártico.

La conocida corriente del Golfo que transporta agua cálida desde el Caribe hacia el polo norte, y las corrientes de Labrador y del este de Groenlandia que transportan agua fría hacia los trópicos ya no son lo que eran. El termostato de Europa, como llaman algunos a esta compleja maraña de corrientes oceánicas que se mueven por la superficie y las profundidades del Atlántico, ha ido cambiando con el paso de los años. La AMOC es un sistema de corrientes que juegan un papel esencial en el clima terrestre, redistribuyendo energía e influenciando el ciclo del carbono.

La AMOC de hoy es la más débil de los últimos 1.600 años

El estudio publicado en la revista Nature muestra cómo se han producido importantes cambios en el tamaño de los sedimentos que transportan estas corrientes. Cuanto más fuerte es la corriente, mayor es el tamaño de los sedimentos. El equipo de investigación también ha examinado minúsculos fósiles de organismos conocidos como foraminíferos para relacionarlos con las temperaturas del océano. Algunas de estas especies habitan aguas más cálidas mientras que otras prefieren las aguas frías. Con la ayuda del record fósil han podido reconstruir las temperaturas del agua hace miles de años.

b1c923d676643e57fa4afe356809f4fc

Conchas de foraminíferos planctónicos extraídas de sedimentos oceánicos del Mar Caribe.

El flujo de la AMOC ha disminuido entre un 15 y 205 en los últimos 150 años

El segundo de los estudios publicados basa más su investigación en el uso de modelos climáticos. Los resultados coinciden en que la AMOC es cada vez más débil, pero, por ejemplo, el modelo numérico basado en temperaturas del mar sugiere que la AMOC se ha debilitado desde mediados del siglo XX como consecuencia del calentamiento global provocado por la creciente actividad humana. Sin embargo, el estudio basado en el uso de sedimentos sostiene que el declive de la corriente empezó antes, entorno a 1850 coincidiendo con el inicio de la era industrial y el final de la pequeña edad de hielo. Cuando el planeta empezó a calentarse, el deshielo y la aportación de agua menos salada pudo afectar a la AMOC.

436189main_atlantic20100325a-full

Principal cinturón de transporte oceánico. Corrientes superficiales en rojo y profundas en azul.

Según los datos publicados, el flujo de la AMOC se ha ido debilitando estos últimos 150 años entre un 15 y un 20%. El principal mecanismo que mueve estas grandes masas de agua en el Atlántico es la diferencia de densidad que hay entre ellas. El agua fría pesa más y se hunde, mientras que las aguas más cálidas se mantienen cerca de la superficie. Con el calentamiento global, los registros muestran un aumento del regimen de lluvias y del deshielo en el ártico y Groenlandia. Al ser el agua menos salada, es decir menos densa, se hunde menos que antes, y al hundirse menos agua, el transporte de agua superficial hacia la zona de hundimiento es menor, es decir que se debilita la corriente del Golfo. Esta, transporta agua cálida superficial y va aportando energía al aire a medida que se desplaza hacia el norte pasando cerca de las Islas Británicas hasta llegar a Escandinavia. Sin esta corriente cálida, Europa sería un continente mucho más frío que el que conocemos en la actualidad.

glaciar-artico-1440x808

Precisamente por eso, la comunidad científica advierte que, con el paso del tiempo, a medida siga aumentando la temperatura del planeta, cambiará aún más la circulación de algunas de nuestras corrientes oceánicas como la AMOC y por lo tanto muchos aspectos de nuestro clima actual.