Blog de Picazo

Secciones

Actualidad El Niño ya tiene sustituto y se llama La Niña

  • La NOAA informa de que en los próximos 6 meses llegará La Niña
  • La Niña podría ser más devastadora incluso que su ‘hermano’ El Niño

VÍDEO: ¿QUÉ VENDRÁ DESPUÉS DEL NIÑO? TE PRESENTAMOS A LA NIÑA

 

En su último informe del mes de abril, la NOAA (Asociación Nacional Atmosférica y Oceánica de EEUU) anuncia la posibilidad de que durante los próximos 6 meses, una vez diluido el actual y decadente fenómeno El Niño, llegue su sexo opuesto, La Niña.

Anomalía de la temperatura de la superficie del océano

Anomalía de la temperatura de la superficie del océano. 13 de abril de 2016

La mayoría de los modelos numéricos que realizan predicciones a varios meses de cómo evolucionarán las temperaturas del océano, coinciden en que el actual El Niño, acabará desapareciendo este próximo verano. El Niño de 2015-16 ya ha provocado importantes anomalías meteorológicas en muchos rincones de la tierra, y durante los meses que le quedan de vida todavía podría generar algunas más. Por eso, el mundo entero mira con lupa la evolución de las temperaturas del agua del Pacífico ecuatorial en busca de esos posibles cambios que anuncia la comunidad científica.

Años de El Niño y La Niña

Años de El Niño y La Niña. En numerosas ocasiones cada vez que se ha registrado un año de El Niño le ha seguido La Niña.

Los datos históricos de las temperaturas del Pacífico muestran que después de El Niño, las correspondientes anomalías positivas dan un giro de 360 grados para dar paso a las anomalías negativas que caracterizan a La Niña, aunque no siempre se ha producido ese cambio. Desde principios de los años 70, se han formado 15 ¨Niños¨  y 11 de ellos fueron seguidos por ¨Niñas¨.

Dos fenómenos opuestos, El Niño marcado por el calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico y La Niña por su enfriamiento.

Dos fenómenos opuestos, El Niño (2009) marcado por el calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico y La Niña (2010) por su enfriamiento.

La hermana de El Niño, La Niña, no es tan popular como él, aunque a nivel global puede provocar anomalías meteorológicas considerables y de gran impacto socio-económico. Por ejemplo, una “Niña” hecha y derecha podría ser más devastadora que El Niño para el sector agrícola en países como Estados Unidos o Brasil. Un estudio realizado por BMI apunta que La Niña podría arruinar las principales cosechas de maíz, trigo, azúcar, algodón y café.

Impacto de El Niño y La Niña a nivel global.

Impacto de La Niña a nivel global en diciembre-febrero y junio-agosto.

Si el enfriamiento del Pacífico ecuatorial mantiene su ritmo actual, podríamos encontrarnos con los primeros síntomas de una “Niña” ya este verano de 2016. Todo arranca con la intensificación de los vientos alisios en el Pacífico, estos enfrían las aguas superficiales en esa región del océano. Aunque los datos actuales que arrojan los modelos numéricos aún son prematuros, si muestran una tendencia a que el Pacífico esté más frío en unos meses.

[bctt tweet=”Una Niña hecha y derecha podría ser más devastadora que El Niño”]

Entre otras predicciones, destaca la del modelo CPC/IRI en el que se ve un claro declive del actual El Niño esta primavera, y un 40% de probabilidad de que La Niña se forme en agosto-septiembre-octubre.

Predicción de

Predicción del modelo CPC/IRI mostrando un El Niño más débil en verano y una La Niña en apogeo.

El North American Muli-Model Ensemble (NMME) es un modelo experimental que aúna varios modelos de diferentes centros de predicción de Estados Unidos como NOAA/NCEP, NOAA/GFDL, IRI, NCAR, NASA así como el modelo Canadiense CMC. Con la excepción del modelo NCEP, todos los demás coinciden en su predicción, mostrando temperaturas más frías en el Pacífico ecuatorial para este verano de 2016.

El modelo

El modelo NMME predice una anomalía negativa de la temperatura del agua superficial del Pacífico Ecuatorial (La Niña) para los meses de verano (Junio, Julio, Agosto)

Al igual que en el caso de El Niño, el fenómeno de La Niña no parece tener relación con posibles anomalías meteorológicas que se puedan producir en España o, incluso, en otras zonas de Europa durante su presencia. Sin embargo, si deja tarjeta de visita en muchos otros rincones del mundo. Estados Unidos es uno de los países que más notan su presencia, con intensas sequías y temperaturas elevadas en el sur y centro del país y un aumento de las precipitaciones con temperaturas más frías en el noroeste.

VER TAMBIÉN: Los 5 huracanes más intensos jamás registrados

También puede suponer una temporada de huracanes algo más activa de lo normal en el Atlántico, mientras que en Pacífico oriental, frente a las costas de México y Centro América, la actividad disminuye. No hay que olvidar los temidos tornados que recorren el corazón de Estados Unidos en primavera. Mientras El Niño suele darle un respiro a los habitantes del “Callejón de los Tornados” al reducir la frecuencia de estos “twisters”, La Niña, hace todo lo contrario, provocando que la temporada sea bastante más activa de lo habitual.

Esta

Esta temporada de huracanes 2016 en el Atlántico, podría ser más intensa con la presencia de La Niña. Imagen del huracán Katrina el 28 de agosto de 2005 mientras tocaba tierra en la costa de Luisiana (EEUU)

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder