Lo nunca visto en el Polo Norte en febrero

Esta semana, mientras Europa se congela, las temperaturas en el polo norte y zonas próximas superan el punto de congelación. No hay precedente alguno desde que hay registros en ese rincón de la tierra, de que se hayan medido temperaturas superiores a los 0oC. Tampoco debería extrañarnos, dada la tendencia que se viene observando en la región del ártico, donde año tras año los valores térmicos han ido en aumento debido sobre todo al aumento de las concentraciones de gases tipo efecto invernadero que potencian el calentamiento global.

TAS_Arctic_NCEP_OctDec17_composite

Temperatura media a 925 hPa al norte de 67N desde 1948 a 2017 durante los meses de octubre a diciembre. Fuente : Zachary Labe.

Las condiciones atmosféricas necesarias para que se produzca una anomalía de tales dimensiones incluyen (1) flujo continuo de aire más cálido en superficie hacia el norte bordeando la costa oriental de Groenlandia impulsado por intensas borrascas (2) en niveles altos de la atmósfera, airé cálido invadiendo la estratosfera (3) el tapón de aire cálido en altura, junto con el calentamiento superficial, perforan el Vórtice Polar y disparan las temperaturas.

extreme-ridge-and-trough-pattern-feb-5

La corriente de chorro el 25 de febrero de 2018 impulsando viento del sur hacia el Polo Norte al este de Groenlandia.

 

Las máximas que se han estado registrando estos días son más propias de mayo que de febrero. Esos valores tan elevados van ligados a una gran ondulación en la corriente de chorro sobre el Atlántico norte que ha favorecido el flujo de vientos de componente sur y la consiguiente llegada de aire más templado. No muy lejos del polo, la pequeña población de Cape Morris Jesup, la más septentrional de Groenlandia, registraba el 23 de febrero una temperatura de 6oC. Una barbaridad teniendo en cuenta que la media en febrero es de – 20oC.

80-n-arctic-temperatures

Media de las temperaturas diarias en el ártico comparado con las del 2018.

Pero no solo han saltado las alarmas térmicas en estos dos puntos. En el mapa inferior, se ve claramente la anomalía súper positiva de entre 25 y 30oC que se extiende desde la costa noreste de Groenlandia pasando por el polo norte, hasta la costa norte de Rusia. Un gran agujero cálido en pleno invierno en una de las regiones más frías de la tierra.

DW8nkSAXkAAwVoo

Anomalías de temperatura a 2 metros el lunes 26 de febrero de 2018. Mientras gran parte de Europa sufre anomalías térmicas 10 a 15C por debajo de lo normal, el Polo Norte experimenta valores 20C más altos de lo habitual.

Cada día estamos hablando de alguna nueva anomalía térmica, de algún deshielo repentino y de temperaturas récord, pero los datos registrados esta semana reflejan una dinámica atmosférica que NO estamos tan acostumbrados a ver y que parece ser de las que no tienen marcha tras. Aunque para muchos, esta situación no habitual pueda parecer un caso aislado, lo más probable, es que se trate de un buen ejemplo del tipo de situación meteorológica que experimentaremos con más frecuencia en un futuro no tan lejano.

925T_70N_rank-768x512

Ranking de temperaturas por meses (más cálido = 1, más frío = 39) a 925 hPa para promedio de latitudes de +70N hasta 2017.

Posts Relacionados

Dejar un comentario