El Niño pone a Perú contra las cuerdas, ¿hasta cuándo?

 

  • Perú vive uno de los peores episodios de lluvia de las últimas décadas.
  • Las aguas del Pacífico oriental frente a las costas de Perú están +3.5oC por encima de la media, una barbaridad respecto a otros años de anomalías de temperatura.
  • Miles de personas se encuentran desplazadas de sus viviendas, ya se han registrado más de 70 víctimas y el país ha registrado miles de millones en pérdidas.

No hace mucho estábamos hablando de uno de los fenómenos de El Niño más intensos que se recuerdan, el que se formó entre 2015 y 2016. Luego, como suele ser habitual pasó por el Pacífico La Niña, y ahora solo unos meses después de que está se haya diluido volvemos a hablar de El Niño.

SST Peru

Anomalía de la temperatura de las aguas superficiales del Pacífico frente a las costas de Preú y Ecuador de enero a marzo 2017

Los expertos en fenómenos tropicales ya advirtieron hace tiempo, qué con el calentamiento global del planeta, es más probable que fenómenos como El Niño o La Niña sean más frecuentes e incluso más intensos de lo habitual. Cierto que se han registrado fenómenos El Niño intensos en el pasado antes de que entráramos en la situación de constante aumento de temperaturas que vive la tierra, pero la tendencia que se ha observado estos últimos años es una en la que no solo el Pacífico, sino muchas otras regiones oceánicas del planeta se están calentando más de lo habitual.

Lima4

Inundaciones en Lima, Perú este mes de marzo de 2017

El Niño al que nos enfrentamos, al que se enfrenta sobre todo Perú, está de momento confinado a la que denominamos la región 1+2. Se podría considerar el inicio de un fenómeno El Niño hecho y derecho, pero aún no es El Niño como lo conocemos. Las señales de calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico se dividen en 4 regiones El Niño, y cuando la región 3.4 muestra una anomalía de +0.5oC durante 5 meses consecutivos, entonces se considera que se ha formado El Niño. Un inicio de calentamiento de la región 1+2 como la que se está produciendo, es la antesala de lo que podría llegar en unos meses en otras regiones del Pacífico.

nino_regiones

Las regiones El Niño del Pácifico se utilizan para determinar el Índice de El Niño que a su vez permite determinar si se ha formado o no un El Niño.

 

Independiente de que lo que estamos observando sea el inicio de El Niño de 2017, lo que está claro es que las aguas del Pacífico frente a las costas de Perú y Ecuador están mucho más cálidas de lo habitual y hay una relación directa entre esa anomalía y las intensas lluvias que vive el país andino. A mayor temperatura del agua, mayor evaporación, aumentando el potencial de descarga de agua de las nubes que entran desde el océano a la costa de Perú. Además, estas se refuerzan por el efecto orográfico de las montañas que caracterizan su geografía no muy lejos del litoral y provocan precipitaciones más intensas aún.

peru_gpm_gmi_dpr_20_march_2017_0806_utc_3d

Datos del satélite GPM de la NASA el 20 de marzo de 2017 a las 8:26 UTC mostrando las tormentas que a esa hora descargaban sobre Perú y Ecuador. En la imagen se observa como la zona de mayor actividad es la del noroeste de Perú.

El de este arranque de 2017 se podría denominar un ¨El Niño costero¨ y de momento ya ha provocado en algunas zonas de Perú cantidades de lluvia en solo un mes que superan la media de todo un año. Las precipitaciones han sido especialmente copiosas en el noroeste de Perú, donde se han producido las peores inundaciones, corrimientos de tierra, daños en infraestructuras e importantes pérdidas en la agricultura con el consiguiente desplazamiento de la población a lugares de menor impacto.

Lima1

Inundaciones en Lima, marzo de 2017.

Las predicciones que hacen los diferentes modelos numéricos de los principales centros de investigación atmosférica-oceánica coinciden en que durante el mes de abril, Perú seguirá contra las cuerdas de este El Niño costero dado que las aguas del pacífico van a seguir igual de cálidas.

A medio y largo plazo, la mayoría de las predicciones coinciden en qué durante la recta final del verano o arranque del otoño, podríamos encontrarnos bajo la influencia a nivel global de un nuevo El Niño. Lo que resulta más difícil es cuantificar a estas alturas del año, si se tratará de un El Niño desproporcionado como el de 2015-16 o de uno más débil. Lo que seguramente si notaremos es su señal a nivel global con alteraciones climáticas en muchas otras zonas del planeta.

ElNiño2015B

Predicción númerica de la tendencia a que se forme El Niño durante los próximos meses. La mayoría de los modelos númericos coinciden en que El Niño podría volver a las aguas del Pacífico en verano.

Posts Relacionados

Dejar un comentario