Blog de Picazo

Secciones

Cambio climático 2016: el año más cálido y con menos hielo en el Ártico

  • El 2016 se convierte en el año más cálido de nuestro planeta desde que hay registros de temperatura
  • La cobertura de hielo en el ártico alcanza valores mínimos históricos
  • De los 17 años más cálidos del planeta 16 se han registrado este siglo ¿qué nos deparará el 2017?

VÍDEO: ¿POR QUÉ 2016 HA SIDO EL MÁS CÁLIDO DE LA HISTORIA?

No es una sorpresa que 2016 se haya convertido en el año más cálido desde que hay registros oficiales de temperatura. Mes tras mes, hemos ido viendo como las temperaturas medias globales se mantenían por encima de los valores habituales a la vez que la cobertura de hielo en el ártico alcanzaba valores mínimos históricos.

Los datos que nos llegan de satélites cada vez más precisos y de los miles de observatorios en superficie que constantemente monitorean la temperatura o la cobertura de hielo, nos muestran una clara señal de cambio. La tierra registra temperaturas más elevadas y la cobertura de hielo ya no crece en otoño-invierno tan rápidamente como lo hacia antaño y cuando se deshace, lo hace a pasos agigantados y sobre extensiones geográficas mucho mayores.

Los datos GISS de NASA muestran que cada uno de los seis primeros meses de 2016 ha establecido un record global de temperatura para ese mes, respecto a todos los que se han medido desde 1880. Supone también el medio año (enero-junio) más cálido de nuestro planeta, 1.3oC más cálido que la media de finales del siglo diecinueve.

Sobre la cobertura de hielo, preocupa la tendencia observada en 2016, porque cinco de los primeros seis meses del año han tenido menos cobertura de hielo respecto a esos mismos desde 1979 cuando se empezó a medir el dato. Como referencia, llama la atención que el máximo deshielo este pasado verano ha sido un 40% mayor que el que se registraba a finales de los 70 y principios de los 80.

Pedazos de hielo flotantes sore el océano ártico capturados por el Digital Mapping System de la NASA el 16 de julio de 2016.

El conocido fenómeno de El Niño y el consiguiente calentamiento de las aguas del Pacífico ecuatorial, ha ayudado a aumentar la temperatura global del planeta durante la segunda mitad de 2015 y la primera de 2016, pero la comunidad científica coincide en su gran mayoría en que el record térmico de este 2016 está más ligado a otras señales de forzamiento climático.

VÍDEO: ANIMACIÓN QUE DEMUESTRA EL CALENTAMIENTO EN LA TIERRA

La prueba está en que ahora, en esta segunda decada de los 2000, cuando se registra La Niña, con un Pacífico ecuatorial más frío, el año acaba siendo aún más cálido que otros anteriores en los se ha registrado un intenso El Niño, como por ejemplo en 1998.

Tendencia de la temperatura global en superficie desde 1880 hasta este año 2016.

Este 2017 va a arrancar con una tímida La Niña en el Pacífico, y obviamente, esa señal de enfriamiento que representa, debería restar térmicamente hablando a la hora de calcular la temperatura media global del planeta. También hay una extensa región de agua más fría de los habitual que se extiende por el Pacífico norte y en a menor escala por el Atlántico norte. Estas dos anomalías negativas de la temperatura del agua podrían contra restar la tendencia al alza de las temperaturas globales.

Anomalía de la temperatura de la superficie del mar el 26 de diciembre de 2016. En el Pacífico ecuatorial central se ve claramente la señal de La Niña que seguramente persistirá durante los primeros meses de 2017.

De momento toca esperar y ver como evolucionan todas las variables que tenemos sobre la mesa, para saber si 2017 seguirá la tendencia alcista de los últimos años. 2016 ha sido el tercer año consecutivo en el que se establece un récord de temperatura global y de los 17 años más cálidos del planeta, 16 se han registrado este siglo, así que 2017 podría tener todas las papeletas para convertirse en el sucesor de 2016 como el año más cálido.

Ver también: El Polo Norte 20 grados más cálido de lo normal 

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder